8 de diciembre de 2011

El lucero de la noche

¡Y ahora turno de la ganadora! Feliz dia de fiesta, por cierto :) elalmadelaspalabras escribe:

El Lucero De La Noche

Hoy por fin le he echado valor y después de coger un poco de comida y un saco de dormir he salido a la búsqueda del Lucero de la noche. Dicen que es una luz brillante que revolotea entre los arboles envolviendo el bosque en una tenue luz dorada. Muy pocos lo han visto, pero los que lo han hecho nunca lo olvidan. Hasta la vieja Margue, la loca del pueblo, la vio una vez en su juventud y aun lo cuenta como si la acabase de ver y probablemente es de lo único que guarda un recuerdo claro. También dicen que tiene poderes mágicos y quien consiga atraparla podrá pedir tres deseos. No sé hasta qué punto esto es verdad pero si de verdad existe y posee dichos poderes… me conformaré con un único deseo. Estoy desesperada, tanto como para agarrarme fuertemente a cualquier rayo de esperanza que divise aunque este se me aparezca en forma de leyenda. Me llamo Sofía y tengo un amigo que se está muriendo.

Todo esto empezó hace una semana. Jake salió de casa una noche a recoger moras para su abuela, que estaba preparando su famoso pastel de moras y sobaos. Le encontraron inconsciente en el linde del bosque a la mañana siguiente. Apenas respiraba y estaba pálido cómo la nieve que cubría las montañas que rodean el valle. El médico no sabe qué le ocurre y cada día está peor. Por eso salgo en mitad de la noche para internarme en el bosque, necesito un milagro.

Cerré la puerta tras de mi con cuidado para no despertar a mi madre y atravesé el pueblo. Cuando las farolas dejan de iluminar el sendero enciendo el candil que llevo conmigo. Ya apenas veo las luces del pueblo, ha llegado el momento de internarme en el bosque. Las sombras se alargan amenazadoramente y hacen que me sienta observada. Es una estupidez pero parece que en vez de estirarse hacia atrás se están alargando hacia míintentando aferrarse al bajo de mi falda. Tengo miedo, mucho miedo, pero tengo que continuar o Jake morirá y no pienso dejarle ir. No se oye nada y tengo la sensación de haber estado andando horas y horas. Mi pelo está húmedo y comienzo a tener frío. Todos los sitios me parece iguales ya no se hacia donde ir ni por donde he venido. De pronto oigo un ruido y se me hace un nudo en el estómago. Miro hacia todos lados, acabo de un gruñido. Contengo un grito, dejo caer la única luz que tengo y echo a correr seguida de cerca por un animal. Miro un segundo hacia atrás y veo a un enorme lobo gris persiguiéndome. Ya no puedo aguantarlo, grito presa del pánico y caigo al suelo tras tropezarme con una raíz. El lobo se detiene junto a mí y comienza a olisquearme y a enseñarme los colmillos amenazadoramente. Intento retroceder lentamente pero el lobo se abalanza sobre mi. Me cubro la cabeza mientras un grito se escurre entre mis labios. Sin embargo nada ocurre, el letal mordisco no llega. Retiro los brazos lentamente y me quedo con la boca abierta. El lobo estaba sentado dócilmente junto a mi meneando el rabo y mirando a una pequeña esfera de luz que se acababa de aparecer ante nosotros. “Sofía, sé porque estás aquí y yo nada puedo hacer. No puedo intervenir en el destino. Él lo hizo, utilizó la hechicería para  salvar una vida que debería haber dejado de lucir y este es su castigo, Jake morirá.”

-      ¡No! ¿De verdad no hay nada que yo pueda hacer? ¡Haré lo que sea!

“ Solo hay una salida para que Jake viva. Ofrecerás una vida a cambio”

-      ¡No soy una asesina!

“No será necesario matar a nadie, es más, no serviría de nada. Debe ser un sacrificio voluntario”

-      Me sacrificaré yo. – le digo sollozando.

Estoy muerta de miedo, pero me invade una férrea determinación. Lo haré, salvaré a Jake.

Aquella noche Jake sufrió una milagrosa recuperación y preguntó por Sofía con una gran sonrisa. La encontraron a la mañana siguiente, pálida y fría como el mármol, pero sus labios mantenía su habitual color cereza y su pelo negro estaba esparcido a su alrededor. Simplemente parecía que dormía dulcemente.

El lucero de la noche recompensó a Sofía por su valor y su pureza y dejó a su alma entrar en el lobo gris para que pudiese vivir aunque en forma animal. Esa noche un lobo se enredó con la valla y Jake le encontró al día siguiente. Le miró a los ojos y se asustó al ver que eran de un color azul intenso y casi parecían humanos, casi parecían los de Sofía. Desde entonces un gran lobo gris acompaña a Jake vaya donde vaya y le protege de todo peligro.

¡Besitos!

3 comentarios:

Astarielle dijo...

Precioso... no me extraña k ganara...

Natalia dijo...

Esta genial

*Violeta* dijo...

Hola!!! Soy socia del Club de las Escritoras como tú, he decidido seguir a tooodas las socias, porque me parece una idea fnatástica para conoceros y ver las maravillas que hacéis en vuestros Blogs, así que te sigo y espero que tu también te pases y te quedes por:

Adolescentealos28.blogspot.com

(Como a algunas ya os seguía y a otras no, para no saltarme a nadie este mensaje os lo dejo a todas :))

Bss de color Violeta...