10 de noviembre de 2011

Desahogo 10

Sinceramente, y lo digo de corazón, hay muchísimas cosas que no entiendo, y no entender algo es la cosa que más coraje me da. Más que la gente que miente y usa una "máscara" diferente para cada persona con la que habla, más, incluso, que las injusticias. Y eso me da coraje ¿Por qué? Porque no lo entiendo, así de sencillo. Una pelota que da vueltas sin cesar, me da coraje, sí ¿Y que le hago?
Ahora me enfado porque no sé que hacer. Si os digo la verdad sí sé que hacer, lo que no sé es cómo. Tengo que entender para no enfadarme, porque para mí :
coraje = enfado = M.H.D.T.I (mal humor durante tiempo indefinido )
Como ahora, en este preciso instante y momento. Como he dicho antes hay muchísimas (demasiadas, hiperultramegademasiadas ) cosas que no entiendo, por eso no voy a nombrarlas todas porque no quiero espantar, a demás, a los pocos lectores que han llegado a leer lo que estoy escribiendo ahora. Pero uno de lo motivos de mil mal humor son las matemáticas (esa preciosa asignatura que tanto he amado y que ahora tanto odio ) y otro es Lengua y Literatura ( asignatura que he odiado siempre, la cual por donde va, seguirá en el mismo puesto de la lista de mis gustos, irónico ¿verdad?) Todos (¡¡¡¡¡¡¡¡TODOS!!!!!!!!) los años lo mismo: Redacción sobre la Virgen Niña... Tema, la fe. Mi cerebro ( el cual, según varias teorías, es más listo que nosotros¬¬) nada más entender esas palabras grita lo más alto posible: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡NO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! y activa todo lo necesario para que mi imaginación haga "Puuuuf" y con múltiples secuencias de sonidos indefinidos ( esos que son imposibles hasta de escribirlos de forma onomatopéyica ) se apaga y, junto con la inspiración, a la misma velocidad que ha tardado mi "listo" cerebro en negarse a hacer semejante esfuerzo( fijense que estamos hablando de menos de lo que tarda un sevillano en tocar el claxon una vez se ha puesto el semáforo en verde, y no es un insulto, es una realidad), se escabulle mi nota, esquivando letras, puntos y comas que mi desquiciado cerebro ha volcado sobre la mesa en un último intento de desesperación por no realizar tal enorme esfuerzo. (Mi querido cerebro, a él sí lo entiendo, y mucho) Pero lo que NO entiendo es como año tras año (si hago un cálculo mal hecho llevo unos ocho años en el colegio sabiendo escribir, todo se tenga en cuenta) puedan poner siempre el mismo tema.
Y por si no me sale suficiente humo por la orejas gracias a ese punto, mi querida lengua castellana, espérense a ver las matemáticas. No entiendo nada y juro que es la primera vez que me ocurre. No puedo leer unas normas, como si de un prospecto de medicina se tratase, y, a partir de ellas realizar una operación, una ecuación o una raíz cuadrada. IMPOSIBLE. ¿Por qué? Porque no lo entiendo, y eso desbarata mi juicio. Estoy repitiendome mucho, ¿verdad...?

3 comentarios:

Astarielle dijo...

No te cojas rabieta kn gente indeseable y muestra indiferencia k es lo mjor! Un bsooo

Noe*fantaseandoentrelibros* dijo...

Que gran desahogo! espero que te hayas quedado mejor.
Un beso
P.D: odio las amtematicas y la lengua con todas mis fuerzas, creo que compartimos opinion en eso

Loky dijo...

@Asty,no me enrrabieto, simplemente me molesta y que encima, además, te pidan que seas original...
@Noe, lo cierto es que escribo mejor cuando estoy enfadada :) Y a mi si me gustaban las mates, hasta ahora :P
Besos a las dos!