12 de noviembre de 2011

¡14 de Diciembre!

Y otro de mis desvaríos. Esta vez una noticia que yo, por lo menos, llevo dos años esperando. El 28 de Enero de 20010, una gélida mañana de invierno, me dispuse a salir de mi manífica, maravillosa y fabulosa escuela, adentrándome en el peligro de atravesar la ciudad ( en verdad dos calles, nada más, pero así es más poético :) para internarme en una sala entera blanca, con enfermeras de punta en blanco ( ¡sí! todo blanco... ) que poseen aparatos infernales que producen ruidos horripilantes. ¿Ya sabéis donde me encontraba esa helada mañana del 28 de Enero de 20010? En el dentista. Así que ahora, tras casi dos años de dolores, llagas y quién sabe que más, esos horribles hierro desaparecerán de mi boca. El catorce de diciembre... ¡Que empiece la cuenta atrás!

2 comentarios:

Astarielle dijo...

Cmo te entiendo. Yo lleve 4 años aparatos^^ y me lo quitaron en julio y me siento otra!

Loky dijo...

Q bien! Solo me parece que he puesto 20010 jejeje