29 de octubre de 2011

Disparates-Noe

Noe, Noe, Noe... ¿Cómo se te ocurren estas cosas?:

El calor de principios de verano me despertó. Eran las siete y media de la mañana y ya debía hacer unos veinte grados. Me levante y me puse unos shorts rasgados , un top y una camisa a cuadros anudada. Toda la casa estaba en calma. A estas horas mis padres ya se habrían ido a trabajar y mi hermana estaría en la universidad. Yo aun estaba en 4 curso de la Eso y me quedaban tres años para salir de mi nauseabundo instituto.

Cojí una tostada y sali por la puerta corriendo porque había perdido el autobús y tenia diez minutos para llegar andando, bueno, mas bien, corriendo. Mire respectivamente a los dos lados de la carretera y cuando estaba cruzando al otro lado para coger un atajo, un ruido ensordecedor de motor chirrió en mi mente. Veinte segundos después estaba tirada en el suelo, despeinada y aparentemente sin nada dolorido.

-Me parece que llegas tarde Kim-dijó en tono burlon Jason, el chulito del Instituto desde hace no más de un par de semanas.

Jason era alto y robusto, con pelo cobrizo y ojos grisáceos. Se mudo y se traslado a nuestro instituto a mitad de semestres y todas las chicas andan detrás suyo. No digo que a mi no me atraiga, en realidad si que lo hace y mucho. Se sienta conmigo en Español y cada minuto, cada segundo lo único que hago es pensar en él, en su olor, en sus ojos, en su increíble halo de misterio y sus pintas de chico malo.

-Y tu me retrasas aún más-le consteste haciéndome la valiente. Por mucho que me gustara era un tipo odioso.

-Has sido tu la que a chocado con mi moto-puso una sonrisa torcida.

-¡Ooh!, pero que disparate es ese- gritó burlándose de mi a mi cara.


Le ignore y segui andando sabiendo que ya no llegaría a primera hora y que me perdería el examen que me iba a dar la nota para la media que necesito.

-Vamos, te llevo- Sonó sincero.

-¿Necesitas que te ignore para que me hagas favores?-me miró incrédulo.-Ademas, no iria contigo ni aunque fueras el tio mas guapa del mundo.

-¿Subes o te pierdes el examen? Tu eliges.-entorne los ojos

Subí a la moto y me presto su casco, me agarre a su cintura y enseguida note el viento azotando mi pelo.

Llegamos al instituto y entre corriendo a clase. Jason me siguió a pesar de que no iba conmigo a esa clase pero lo ignore. Sonó el timbre y me sente en la mesa dispuesta a olvidar todo lo sucedido y hacer el mejor examen de mi vida. Jason me agarro la buena deseándome buena suerte y se fue. Cuando abrí la mano me di cuenta de que me había dejado una nota.


Al final parece que soy el tio mas bueno del mundo

Quedamos a la salida.


La nota me saco una sonrisa y recordé cuando le había dicho antes que no me montaria con el en moto ni aunque fuera el tio mas bueno del mundo. Su proposición de quedar a la salida me inquietó, Jason no es el típico chico que se interesa por una chica como yo, Toda a hora del examen estuve como un flan y me lamente por ello.

A la hora del almuerzo fui a la cafetería, los azulejos dorados y blancos haciendo honor a es escudo de la escuela, creaban un halo de calma y paz. Pasé a recoger la comida y de repente me vinó un olor nauseabundo desde la cocina. Observe que el ventilador estaba encendido y que eso hacía que el edor se extendiese más. Pase la barra para ver que es lo que hacían las cocineras y solte un grito ahogado.

Había dos cocineras tiradas en el suelo desangradas, y un chico encima de una de ellas bebiendo… ¿su sangre? Esta vez grite de verdad y el chcio se dio la vuelta, contemple con horror como los ojos de Jason se tornaban negros y rojos y la sangre salía de su boca haciendo relucir sus colmillos.

Me cogió del brazo y salimos por la puerta de atrás de la cafetería, opuse resistencia pero su fuerza era mayor que la de cualquiera que hubiese podido ver. Me arrastró hasta la entrada del bosque detrás del Instituto y intente gritar pero me tapó la boca.

-¿Qué eres?

-Tu que crees-gruñó.-No deberías haber estado ahí, tu no.

-¿Por qué?

-Vine a esta ciudad solo por un motivo, y eres tu Kim. Tuve una visión, en la que aparecías tu, en la que te unias a mi, me querías, estábamos juntos para toda la eternidad. Llevo solo tanto tiempo…Te busque durante cinco meses y ahora que he dado contigo tu me descubres y ahora solo me odias me repugnas.

Los ojos se me inundaron de lagrimas. En sus ojos solo podía ver soledad, tristeza y miedo. Estaba asustado y solo y yo ya no le tenia miedo, me arme de valor y le susurre al oído que no estaba solo, que me tenia a mi.

-¡No!-gritó.-Yo no tengo a nadie. Bebo sangre humana para poder alimentarme, mato a personas, mato a chicas que han estado a mi lado ayudándome porque no puedo resistir la tentación. Pero contigo es diferente. Esta mañana podía haberte matado pero no lo hice por que te necesitaba, te necesitaba viva conmigo para siempre.

Mi mente almacenó mil ideas a la vez, sentí lastima por Jason, pero pensé que estábamos echos el uno para el otro. No teníamos a nadie solo a nosotros mismos. No lo dude y entonces aun con la boca llena de sangre le bese.

Todo a mi alrededor desapareció mientras le besaba, ya no me sentía sola, ni asustada, sentía que podía comerme el mundo . Que mi cuento de hadas se estaba haciendo realidad como menos lo había pensado. Fueron los veinte segundos mas buenos de mi vida. Ahora sentía lo que era el amor

Jason me miró extrañado.

-Te quiero-le susurre

-Yo también

Y entonces toda mi vida cambió, sentí una punzada en el cuello y vi a Jason mordiéndome, extrayendo mi sangre pero no me dolia me complacía. Me gustaba y quería que mi sangre estuviera dentro suyo que nos perteneciéramos.

-Convierteme

-¿Que?

-Convierteme-le repeti- He tomado la decisión, quiero estar contigo, para siempre, que nos pertenezcamos el uno al otro, formar un vinculo.

Me tumbo en la hierba y siguió mordiendo, extrayendo mi sangre. Se rajó la muñeca y me dijó que debía beberla si quería ser inmortal. Empeze a beber ese liquido caliente y rojo y me desmaye.


Cuando desperté me encontraba bien, fuerte y alegre. Jason estaba a mi lado feliz.

-Eres perfecta-me dijo-

-Calla-le bese. Y esa fue mi nueva vida, mi nacimiento y el comienzo de una vida como vampiresa. Una vida más feliz, con amor y eternidad.


¡Feliz sábado!

5 comentarios:

Sherezade dijo...

Hola!

Pues está bastante bien, el final no me lo esperaba =)

Muchos besitos!

Rooh dijo...

Hola.
Una nueva lectora :D
El final me encanto! fue inesperado ajaj
Un beso!

Dulce Cautiva dijo...

Opino igual que las otras personas que comentaron, ha sido un final muy inesperado y me ha gustado mucho.

Por ello, le pido a la autora permisa para publicar este relato vampírico en mi blog "Villa Vampiro", esperaré la respuesta.

Saludos y suerte!, xao!!!

D. C. López dijo...

Hola guapísima!, me pasaba por aquí para ver que tal estabas, saludarte, y de paso, pedirte el favor de que te hagas eco de esta promoción, si no es mucha molestia (tus compis del club y yo, te estaríamos realmente agradecidas):

http://elclubdelasescritoras.blogspot.com.es/2012/11/pasion-de-navidad-promocion-y-fecha-de.html

Saludos y hasta otra!, muak!

D. C. López dijo...

Hola, guapa!

Cuánto tiempo sin saber de ti!

Tengo un nuevo concurso en el club al que perteneces. Te dejo el enlace por si te interesa:

http://elclubdelasescritoras.blogspot.com.es/2015/01/te-gustaria-conseguir.html

Saludos y feliz jueves!

Pd: Si no te interesa participar pero, en cambio, sí quieres ayudarme a promover mi novela, te estaría muy agradecida si lo hiceras!