30 de junio de 2011

Bécquer

¡Hola de nuevo! ¿Os gusta la poesía? Yo no soy una gran aficionada, pero me gusta. Hata escribo algunos poemas de vez en cuando.
Pues la nueva parte de mi sección va a tratar de eso, de poesía. Voy a empezar con Gustavo Adolfo Bécquer, poeta sevillano del Romanticismo, y mi preferido.
La mayoría de sus escrios tratan del amor y el desamor, aunque también sobre la muerte.


¡Los suspiros son aire y van al aire!¡
Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer: cuando el amor se olvida
,¿sabes tú a dónde va?

¿Quiéres que de ese néctar delicioso
no te amarge la hez?
Pues aspírale, acércale a tus labios
y déjale después.
¿Quieres que conservemos
una dulcememoria de este amor?
Pues amémosnos hoy mucho
y mañana¡digámosnos, adiós!

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¡Qué es poesía!, ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.

Por una mirada, un mundo,
por una sonrisa, un cielo,
por un beso... yo no sé qué te diera por un beso.


Tu pupila es azul y cuando ríes
su claridad suave me recuerda
el trémulo fulgor de la mañana
que en el mar se refleja.

Tu pupila es azul y cuando lloras
las transparentes lágrimas en ella
se me figuran gotas de rocío
sobre una violeta.

Tu pupila es azul y si en su fondo
como un punto de luz radia una idea
me parece en el cielo de la tarde
una perdida estrella.

Dos rojas lenguas de fuego
que a un mismo tronco enlazadas
se aproximan, y al besarse
forman una sola llama.

Dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan.

Dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa
y que al romper se coronan
con un penacho de plata.

Dos jirones de vapor
que del lago se levantan,
y al juntarse allá en el cielo
forman una nube blanca.

Dos ideas que al par brotan,
dos besos que a un tiempo estallan,
dos ecos que se confunden,
eso son nuestras dos almas





------------------